Por coronavirus, la Academia cambia sus reglas de elegibilidad para el Oscar

Películas que hayan sido estrenadas en algún servicio de streaming sin una exhibición en cines serán elegibles para los premios Oscar, pero sólo para la próxima entrega de los galardones.

La Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas anunció este martes el cambio para la edición 93 de la entrega de los premios Oscar como una respuesta ante el impacto de la pandemia de coronavirus en la industria cinematográfica.

La Academia también anunció que condensará dos categorías de sonido en una, y prohibirá las copias en DVD de las películas a consideración a partir de los Oscar de 2022, en un esfuerzo por reducir su huella de carbono.

Las reglas de elegibilidad para la entrega 93 de los Oscar habían sido una gran duda desde que se implementaron las órdenes de distanciamiento social que hicieron que se cancelaran importantes festivales fílmicos y se cerraran los cines.

Previamente, una película habría requerido una exhibición mínima de siete días en un cine comercial del condado de Los Ángeles para ser elegible. Ahora las cintas que tenían planeado un estreno en cines, pero que debutaron en video on demand, podrían calificar para la categoría de mejor película y otras. El cambio para la regla sobre exhibición está considerado solo para los filmes que calificarían a los premios del próximo año.

“Estamos lidiando con una realidad en desarrollo de una crisis mundial de salud no anticipada y sin precedentes, al tiempo que tratamos de responder a lo que está ocurriendo en el mundo y apoyar a nuestros cineastas quienes están en una circunstancia más allá de su control”, dijo el presidente de la Academia David Rubin a AP este martes.

Dawn Hudson, la directora general de la Academia, dijo que han estado en “una conversación constante con todas las partes de la comunidad desde los estudios a los cineastas y los propietarios de cines”, para tomar decisiones que favorezcan a todos.

Este mes la Academia donó 6 millones de dólares para ayudar a los trabajadores de la industria cinematográfica y sus familias durante la crisis.

“Nuestro mensaje principal es cuídense”, agregó Hudson. “Seremos flexibles con nuestras reglas este año porque comprendemos lo sin precedentes y devastador que es esto”.

La junta directiva de la academia señaló, empero, que cuando los cines reabran, la excepción a la regla no se aplicará más. Muchos esperan que los cines vuelvan a abrir en Estados Unidos para junio o julio. Si ese es el caso, la Academia ampliará los cines de exhibición para calificar a los premios más allá del condado de Los Ángeles para incluir locales en Nueva York, Chicago, San Francisco, Miami y Atlanta.

“La experiencia en los cines es el ADN de la Academia y esa experiencia comunal del cine es algo que nos parece intrínseco de las películas”, dijo Hudson.

Otros cambios incluyen combinar las categorías de mezcla y edición de sonido en la nueva categoría de mejor logro en sonido.

“Esto es algo que se había gestado desde hace mucho y generado por los expertos en el campo de sonido. Ellos querían proponer este cambio tras revisar una larga historia de superposición”, dijo Rubin. “Querían que reflejara cómo trabaja la industria del sonido en conjunto en la actualidad”.

Adicionalmente todos los miembros de la Academia podrán votar ahora en la primera ronda de la categoría de película internacional (conocida antes como película en lengua extranjera).

La junta también señaló que para que la música de una película sea elegible en la categoría de música original, debe ser 60 por ciento nueva. Para secuelas y películas de franquicia, debe haber un mínimo de 80 por ciento de música nueva.

Rubin y Hudson señalaron que la respuesta de la Academia al COVID-19 seguirá siendo fluida. Todavía no se han tomado decisiones sobre los planes para los Premios de los Gobernadores, que se realizan anualmente en Los Ángeles durante el otoño. Por ahora los planes para la próxima entrega de los Premios de la Academia continúan en pie y la fecha está prevista para el 28 de febrero de 2021.

Vía: El Financiero.


Artículo Anterior Artículo Siguiente